Sobre mí.

Logo León Legal
Ver video

Un poco sobre mí

Sobre mí.

Hace muchos años, cuando vivía en California (EE. UU.), asistí a un juicio y quedé completamente fascinado por la ley.

Me impresionó comprobar que un abogado puede defender a sus clientes y ganar, independientemente del poder de sus oponentes. ¡Incluso, frente a la Administración Pública o el Estado!

¡Estaba entusiasmado viendo que el juez, que es casi como Dios en su juzgado, escuchaba, atendía y tenía en cuenta los argumentos y pruebas presentadas por la defensa!

¡Escuchaba al abogado!

Me enamoré del derecho y me prometí que algún día sería abogado.

Soy abogado.

¿Quieres saber si soy el abogado que estás buscando?

Yo no lo sé. Es tu decisión.

Puedo contarte cómo trabajo y decirte a qué me comprometo, si te represento.

Yo me ocupo de personas, no de casos.

Busco soluciones diferentes y novedosas dentro del marco legal.

Tú serás parte del equipo defensor. Eres el que más se juega y tu colaboración es imprescindible.

Mi prioridad es solucionar tu problema de la mejor manera posible para ti, con la menor inversión de tiempo y energía por tu parte.

Sé, por experiencia, que los procesos legales largos pueden paralizar la vida y dejar agotados a los implicados.

Nunca olvido que has depositado tu confianza en mí.


Voy a escucharte. Y a hacerte preguntas.

Quiero conocer el motivo por el que necesitas un abogado, saber cómo te afecta, qué esperas de mí y qué solución prefieres.

Los problemas legales implican problemas vitales que afectan a mis clientes, haciéndoles sentir incertidumbre, inseguridad e, incluso, miedo ante las posibles consecuencias.

Voy a trabajar para ti..

Diseñaré un plan a tu medida, que conocerás al dedillo.

Lo analizaremos y discutiremos juntos, hasta que esté claro y te parezca bien.

En cuanto lo apruebes, me pondré a trabajar.


Voy a informarte.

Lo haré con palabras que entiendas.

Comprendo que necesitas tener todo muy claro: qué está pasando, qué puede pasar, qué estamos haciendo.

Saber te dará tranquilidad y seguridad.


Voy a asesorarte.

Me comprometo a buscar la mejor solución para ti, teniendo en cuenta todos los factores, todas las posibilidades, tu situación y tus deseos.

Te daré mi opinión, con toda claridad y honradez, cuando la solicites. No sólo como abogado, también como persona.

Voy a acompañarte.

Estaré contigo, a tu lado, no solo cuando tenga que hacerlo, también cuando tú lo necesites.

Estaré a tu disposición, contestaré a tus llamadas, te llamaré y te mantendré informado..


Voy a ser el profesional serio, cumplidor y puntual que necesitas.

La ley marca plazos y yo los cumplo.

Presento la documentación a tiempo y te represento cuando tú no puedes o no quieres hacer las cosas en persona.

Tendrás un presupuesto cerrado.

No solo porque yo lo haga así, sino porque es mi obligación como abogado colegiado. Es la obligación de cualquier abogado.

Espero de ti:

  • Que te atrevas a hacerme todas las preguntas que quieras.
  • Que me digas la verdad, toda la verdad, y nada más que la verdad.

Yo no voy a juzgarte nunca.

Voy a defenderte con todo mi conocimiento, todas las herramientas a mi alcance y toda mi energía, pero si no me das toda la información, estás boicoteando mi trabajo y, lo que es peor, estás boicoteándote a ti mismo.


Y ahora, te voy a contar algunas cosas sobre mí.

Soy sirio de nacimiento. Procedo de una familia cristiana ortodoxa, grande y unida. En Siria, como en España, la familia es muy importante.

Somos ruidosos y nos reímos mucho. Cuando nos encontramos, nos damos besos sonoros, abrazos largos y palmadas en la espalda.

Viví mi infancia y adolescencia en Siria, estudiando en un colegio francés laico.

A los 18 años me trasladé a California para estudiar Administración de Empresas, estudios que compatibilicé con varios trabajos.

Terminados mis estudios, y tras conseguir la licencia de agente inmobiliario, trabajé durante años en este sector. La vida me iba muy bien.

Conocí a la que hoy es mi mujer. También es siria, de familia grande y ruidosa.

Nos casamos y nos trasladarnos a España, donde la familia de mi esposa dirige una residencia de la tercera edad a la que me incorporé como administrador.

He trabajado en la residencia familiar durante años, en contacto con el personal administrativo, médico y auxiliar, y en estrecho contacto con los residentes y sus familias.

He podido ver, desde la primera fila, cómo la condición vital y legal de las personas mayores ha ido cambiando, planteando situaciones y retos hasta ahora casi desconocidos.

Por ese motivo decidí especializarme en Derecho de Personas Mayores.

Es una especialidad en la que estoy muy cómodo: el trabajo en la residencia me ha permitido ser testigo de todo tipo de situaciones y conocer a fondo la legislación que afecta a ese colectivo.

Más cosas sobre mí.

  • Tengo una costumbre que me ha hecho perder clientes: por crianza y cultura, cuando hablo, utilizo palabras afectuosas. Si te incomoda, dímelo, por favor.
  • Hablo cuatro idiomas con fluidez -árabe, español, inglés y francés- y he vivido en varios países de culturas muy distintas, lo que me ha enseñado que no hay diferencias importantes entre las personas. .
  • En Siria aprendí paciencia, en EE.UU. eficacia y en España, constancia.
  • Con la edad he descubierto que el silencio es, en muchas ocasiones, la mejor respuesta.
  • Soy un luchador nato.
  • Pongo mucha atención en los detalles.
  • Prefiero una negociación que un pleito y soy muy buen negociador.
  • Tiendo a hablar con muchos tecnicismos (un defecto de muchos abogados), pero también soy capaz de explicar las cosas de forma sencilla e inteligible.
  • Todo en mi vida sigue un plan.
  • Me encanta comerme una buena hamburguesa con una cerveza (de verdad que las hago muy bien). Y rematar con un dulce.
  • Con lo que más disfruto es estando con mi familia y haciendo cosas con ellos.
  • Me gusta mucho viajar.
  • Soy un amante de la música y de la lectura. Adoro escuchar a mis hijos mientras tocan sus instrumentos.
  • Soy un poco maniático con mi higiene personal.
  • Me divierten mucho el humor inteligente y la ironía.


Visita nuetra

Oficina

Visitanos en

Linkedin

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes configurar o rechazar la utilización de cookies u obtener más información.

Más información Entendido